Arquitectura Organizacional

Hablar de Arquitectura Organizacional, definitivamente nos lleva a hablar de estrategia, pues la una está supeditada a la otra… o al menos así debería ser.

 

Pensemos en un deporte en equipo, el que sea: futbol soccer o americano, voleibol, basquetbol, el que sea. Cuando el coach/director técnico define la alineación de cada miembro del equipo, lo hace en función de la estrategia, considerando la experiencia y talentos específicos de cada jugador, su ubicación, y su interacción, en función de los resultados que desea lograr.

 

Lo mismo sucede en las empresas: cuando nos referimos a la arquitectura organizacional, estamos hablando de buscar la más estratégica alineación de todos los niveles, roles, grupos de intereés de la empresa para que todos en conjunto actúen en armonía para conseguir los objetivos de la misma; es decir: que todos sus elementos estén alineados.

 

Lo anterior es referirnos también a las reglas del juego, del nivel de toma de decisiones, de descentralización, de intervención, de interacción entre todos quienes participan en esa meta conjunta que es agregarle valor a la estrategia del negocio, a través de este entramado estructural. Ya en 1995,  Jensen y Meckling decían que “mientras existen muchos factores que determinan el comportamiento de las empresas, el conocimiento de las reglas de juego (grado de descentralización) permite hacer una buena predicción acerca del comportamiento de una organización y de su efectividad”.

 

Cuando una empresa diseña una Arquitectura Organizacional, lo hace con el fin de encontrar un mecanismo de arbitraje que solucione los problemas de asignación y control inherentes al funcionamiento de formas institucionales de organización, pues es esta estructura organizativa la que debe adaptarse a la estrategia.

 

Te pregunto: ¿la estructura de tu empresa está diseñada para asegurar el funcionamiento regular, y con ello garantizar la continuidad? ¿O está diseñada para ASEGURAR LA ESTRATEGIA?

 

En elhu consulting tenemos tres premisas en cuanto a la Arquitectura Organizacional:

  1. La alineación debe seguir a la estrategia.
  2. Si tu organización está en proceso de crecimiento, tu alineación debe estar preparada para crecer.
  3. Debes asegurar que la Arquitectura Organizacional de tu empresa, sea FLEXIBLE… hoy, no hay opción para ser estático.

 

Por: Mónica Huacuja

LEAVE REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.